domingo, 18 de agosto de 2013

Enfermos sin enfermeros.




¿Y si te enfermas, qué?  Es una de las tantas preguntas que generan un estado amplio de incertidumbre en medio de una de las poblaciones más vulnerables de la sociedad española, los inmigrantes ilegales.
Vivimos tiempos difíciles, de eso no nos cabe la menor duda, pero, mi pregunta es: ¿Podremos los inmigrantes ser capaces de aportar tanto dinero como pretende el Gobierno? Desde luego la apuesta es por una respuesta afirmativa, creen en nosotros, confían en nosotros; pues han puesto una cuota  más alta que los seguros privados para la atención básica pública de la que gozábamos meses antes; señal de la seguridad del dinero que todos guardamos bajo nuestros colchones.
¿Será que tendremos que hacer caso a las palabras de Rafael Hernando, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, "los inmigrantes deben volver a sus países"? ¿Quizá tenga razón y los inmigrantes ahora somos un problema? A lo mejor no pagamos suficientes impuestos cuando el trabajo de la construcción nos abrió las puertas del país y ahora tenemos que pagar mínimo 60 € al mes por nuestro médico de cabecera. Pero más te vale no envejecer, porque entonces tendrás que pagar mucho más que esa cantidad para que te revisen una uña enterrada.
Dice Rafael Hernando, diputado del Gobierno, que "España tiene que dejar de ser el paraíso de la inmigración ilegal". ¿Será que el desempleo, el desahucio y la falta de cobertura sanitaria son nuestro sueño cumplido?.
Desde luego aquí estamos y seguiremos apoyando de una u otra manera a las tierras que nos han alimentado, otorgado posibilidades y llenado de ilusiones a lo largo de tantos años de abundancia, porque la escasez no nos acobarda y las palabras no nos hunden; al contrario, nos levantamos por las mañanas a sellar la demanda de empleo, a llevar currículum y a tomar paracetamol para no enfermarnos en ningún momento.


3 comentarios:

  1. Es agradable leerte cada semana, es fascinante sentir sensaciones cada vez que leo uno de tus artículos, eres como ese parlante que transmite cada una de las cosas que todos queremos decir pero que nunca nos atrevemos, Gracias por crear este blog, gracias por escribir, gracias por hacerme sentir con cada frase o párrafo que leo de ti.

    ResponderEliminar
  2. Ah! olvidé decirte que escribí en este artículo, porque es uno de mis preferidos, obviamente sin quitar el merito a los otros.

    ResponderEliminar
  3. Creo que nada es comparable con la agradable sensación que obtengo al saber que lo que pueda escribir le gusta a alguien, que alguien saca el tiempo para leerme y, sobre todo, que alguien disfruta tanto como yo de las letras y todo lo que desprenden.
    Gracias por dejarme tu comentario, me sirve como motor para continuar haciendo una de las cosas que más me gusta.
    Sinceramente, GRACIAS.

    ResponderEliminar